Traducir una página web al italiano

Traducir una página web al italiano

Un sitio Internet representa, hoy en día, una herramienta fundamental para desarrollar y promocionar nuestros negocios. Descubrimos cuales son los elementos más importantes para poder traducir al italiano una página web de forma correcta.

Castellano e italiano son dos de las principales lenguas romances (o neolatinas) y son, por razones históricas y culturales, estrechamente relacionadas entre sí.

Sin embargo, cuando hablamos de traducir una página web al italiano, sobretodo si relacionadas con negocios o temáticas diferentes (noticias, deporte, música, moda, productos, e-commerce…) es importante analizar y estudiar bien los contenidos del portal para poderlos transformar, convertir y presentar a nuestro publico de forma eficaz.

Traducir no es copiar

Un traductor especializado en sitios web, aplicaciones, juegos o software, sabe perfectamente que es poco aconsejable ofrecer traducciones meramente idénticas a los textos originales.

Para poder traducir una página web al italiano de manera estratégica y eficaz hay que conectar con nuestro nuevo publico, utilizando medios lingüísticos, frases, títulos y locuciones adecuadas.

Dejando a un lado aspectos de content marketing (que incluye también elementos de grafica, estética y estructura de paginas y artículos), una buena traducción al italiano tiene que respetar las líneas generales del SEO para mejorar el posicionamiento de la pagina en el mercado Italiano.

Tres consejos para traducir una página web al italiano

1- Confrontarse con el cliente, analizar el portal original en español para conocer todos los elementos (positivos y negativos) de los productos y averiguar los objetivos de la nueva pagina dedicada al target italiano.

2- Verificar los elementos comunes entre los dos mercados, para crear una correcta estrategia de contenidos y ofreciendo algo interesante, único y reconocible al lector italiano (no siempre un producto o un texto que funciona en España alcanza los mismos resultados en Italia).

3- Estudiar y crear textos capaces de penetrar en el mercado tras una profunda análisis de la competencia.

Los errores más frecuentes

  • Contratar personal no especializado en el sector de nuestra web;
  • Contratar personal no nativo:
  • Escasos conocimientos del mercado italiano;
  • Utilizo de una terminología pobre, incompleta e inadecuada, resultado de una traducción superficial y poco analítica;
  • Impaciencia a la hora de lanzar la nueva web en italiano.

Traducir una página web al italiano no significa crear un sitio idéntico al original en castellano, perdiendo tiempo y recursos, si no adaptar nuestro mensaje cultural o comercial gracias a herramientas eficaces y modernas.

Si necesitas contenido web para el mercado de Italia o de otro país, Alessandro Elia podrá ayudarte a conquistar tu publico de manera rápida y eficaz gracias a textos y artículos de calidad. Pide ahora tu presupuesto gratuito